Javier García Canela    jgcanela@telefonica.net Fecha  19/06/2005 
Host: No mostrado/ Not shown    IP: No mostrado/ Not shown    Sistema: Windows 98


Volver al foro Responder Re: Votar en las elecciones, Estado y Jerarquía   Admin: Borrar 	mensaje
 
Mensaje
En todo lo anterior estoy de acuerdo contigo. En lo que sigue te doy me opinión, ,
¿cuando hablamos del Estado de qué estamos hablando?
De la estructura de poder público en la sociedad, es decir del órgano que realiza las funciones de dominación y coerción social, apareciendo como “árbitro” de los conflictos sociales con el fin de mantener el status quo.

¿Una confederación de comunas territoriales libres que deciden unirse no tendrán necesidad de tener profesionales, es decir, funcionarios para administrar la confederación? O hablamos de la realidad o hablamos del comunismo, y el comunismo es un ideal, y para llegar a él habrá que organizarse de alguna forma.
Evidentemente hay que organizar la sociedad de otra forma, pero lo primero que hay que eliminar son los burócratas ya que no serán necesarios.

¿No existen estructuras en los sindicatos anarcosindicalistas? ¿O, quizás el sindicalismo revolucionario “limpió” en la practica de anarquistas estas organizaciones?
Obviamente no se eliminan las estructuras, si no que estas se organizan de abajo a arriba. En síntesis, existen delegados revocables para cada una de las actividades a realizar, después de adoptada la decisión.

Los elementos coercitivos del Estado, o de la Administración de la Confederación, habrá que suprimirlos y reducirlo hasta lo posible, es decir, la jerarquización, la policía, el sistema de justicia, los funcionarios, etc., no podrán desaparecer en la práctica de un plumazo. Porque aunque se elijan democráticamente, asambleariamente, seguirán existiendo y necesitarán una formación y una capacitación.
Se eliminan de un plumazo. Hay que partir del hecho de la realización de la Revolución Social, en caso contrario es inviable. Los burócratas no se van a ir jamás. En el Estado Social de Derecho, en el cual estamos inmersos, al menos 33% de la población son funcionarios (o sus familiares de éstos) de una u otra administración, estatal, comunidad autónoma, provincial, local, institucional o económica. Sin hablar de las concesionarias, etc.

El ejemplo de las tres comunas iba en ese sentido. Y hablo de comunas, sabiendo de lo que hablo, aunque en la semántica anarquista también hay una ortodoxia y una heterodoxia, porque ¿cómo puede haber autogestión en sentido estricto en un hospital cuando se financia con los ingresos que proceden de las tres comunas. Los delegados de las tres comunas y, por tanto, los usuarios y pacientes del hospital tendrán algo que decir.

En una sociedad anarquista no hay financiación, lo fundamental es el intercambio. Tal y como yo lo veo, los delegados de estas tres comunas se reúnen para decidir el lugar más idóneo para la construcción del hospital, cada una de ellas aportará lo que posea para tal construcción y puesta en funcionamiento, porque lo importante es el servicio que prestará a los habitantes de las comunas. Por ejemplo, una aportará el agua, otra la electricidad, otra los utensilios sanitarios.
En cuanto a como se debe regir el hospital serán todos los trabajadores en asamblea los que decidirán, por ejemplo: turnos de trabajo, la forma del mantenimiento de las instalaciones, la utilización del material sanitario, régimen de urgencia, apertura de las asambleas a los ciudadanos o pacientes, régimen de delegaciones. En el cual las comunas nada tienen que manifestar, ya que su función se limita a proporcionar lo necesario para que el hospital funcione. En cuanto a la retribución creo que debe basarse en el lema “ de cada según su capacidad a cada uno según sus necesidades.”.


Aunque no lo parezca, a mi normalmente la gente me considera anarquista, yo lo dejo en libertario, aunque todo depende del lugar desde donde miras. Desde lejos puedo ser un anarquista radical, si te acercas un poco es posible que veas a un reformista con buenas intenciones o, incluso, si te acercas demasiado, verás un “vendido al sistema”.

Ninguno tenemos una varita mágica ni la patente de anarquismo, somo un grupo de gente que creemos en un mundo mejor nada más, que nos equivocamos, erramos y algún día acertaremos.
Salud y anarquía

>                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                
 

Respuestas (6)
 


Responder Volver Ayuda
 
Nombre
E-Mail
Asunto
Web
Enlace a una
imagen

Mensaje