Juan     Fecha  8/12/2005 
Host: No mostrado/ Not shown    IP: No mostrado/ Not shown    Sistema: Windows 3.1x


Volver al foro Responder Re: "Voluntarismo determinista"   Admin: Borrar 	mensaje
 
Mensaje
Debo ser yo, ahora, quien se disculpe, pero lo cierto es que me ha pillado algo fuera de juego tu respuesta. Tampoco tengo mucho reparo que ponerla, salvo en que no pensaba estar hablando del determinismo en la conducta y, menos aún, reducirlo a psicología. Es una de las ciencias en la que menos confío, precisamente por su manera más habitual de obtener datos: una conversación sobre lo más caótico del ser humano (sus sueños, deseos, fantasías) o una observación sobre comportamientos (mezclándolos, además con los de monos, ratones y palomas) o... Seguramente es una "manía", pero sólo acepto con tranquilidad los que obtiene la neurofisiología y los contrastables con otras ciencias. Sé que resulta demasiado burdo, pero soy sincero.

Por otra parte, creo que te equivocas respecto al indeterminismo. Dices que equivale a pensar que la voluntad es libre, pero yo creo, como dije en la primera intervención sobre el asunto, que sólo podía aplicarse al observador, no al objeto observado; se refiere a los términos, los límites, no a las causas. El principio de indeterminación no dice que la realidad sea indeterminada, sino que no podemos determinarla completamente, que no se deja medir con la suficiente precisón. Quien piensa que la voluntad es libre es el voluntarista y, como no parece que sea así, es él quien ha de demostrar el error del determinista; no al contrario. O sea, ocurre como con los creyentes, que son éstos los que han de demostrar la existencia de Dios, no los ateos. Por supuesto hay dioses antes que ateos, por ello son quienes los ven los que han de mostrar dónde están.

Insisto, la libertad no está reñida con la determinación. Son la práctica, los hechos, la experiencia, los que niegan el imperio de la libertad y, por tanto, los que están reñidos con un voluntarismo que niegue el determinismo. Evidentemente un hombre no es una bola de billar, las causas no le afectan igual, pero pensar que no le afectan si no quiere, es absurdo.

No creo que discutas esto. Además la cuestión no es elegir entre el determinismo o el voluntarismo, sino desentrañar cuál se aproxima más a la realidad. Estamos de acuerdo en que hay determinación y hay voluntad, el problema viene cuando añadimos el -ismo a cada una de ellas. Acaso la voluntad tenga la última palabra, pero, desde luego, no tiene la primera. Es el voluntarismo el que ha de recurrir a la metafísica para “ganar” la partida; si lo hace el determinismo, deja de serlo, pues su campo es, exclusivamente, físico. O sea, estoy de acuerdo en que «la existencia de causas no contradice el hecho de que la suma de las causas implique falta de responsabilidad o de libertad (de opciones) por parte del organismo “determinado”.» Pero no con lo que sigue: «Existe una reducción a la física de todo lo existente (volvemos con el monismo ontológico o epistemológico),...». Recurrir a la física no es un “reduccionismo”, sino una necesidad ontológica, epistemológica, gnoseológica... ¡lógica! que, por supuesto, no tiene por qué ser monista.

Sólo una cosa más. Dije que «El hombre y su voluntad son determinados y determinantes a la vez», no quise referirme a una “voluntad determinada”, como dices tú; era yo quien advertía del riesgo de adentrarse en la metafísica. Lo que significa mi expresión es que lo determinado, a su vez, es determinante. Nada más. Como también dije que en el determinismo había no poca voluntad. ¡Ojo con los -ismos!

Salud                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                
 

Respuestas (1)
 


Responder Volver Ayuda
 
Nombre
E-Mail
Asunto
Web
Enlace a una
imagen

Mensaje