Ameba     Fecha  24/09/2006 
Host: No mostrado/ Not shown    IP: No mostrado/ Not shown    Sistema: Windows 98


Volver al foro Responder Ni choque de culturas ni choque de pueblos   Admin: Borrar 	mensaje
 
Mensaje
Para empezar, fuerzas oscuras ha habido y hay muchas. Por ejemplo, el capitalismo y el imperialismo. No parece que te molesten tanto como lo que entiendes que es el Islam. Sin embargo, esas son las fuerzas oscuras más peligrosas ahora mismo.

A los palestinos hoy en día no les ampara el fundamentalismo islámico, eso es lo que intentan vendernos los paladines de la “democracia” occidental. Palestina es quizás la única estructura política con algo parecido a las “democracias occidentales”. Y entre los palestinos hay distintas fuerzas políticas, algunas de ellas laicas. Hamás es en teoría una organización islámica, lo cual no discuto (he leído su carta fundacional, en http://www.mideastweb.org/hamas.htm), pero sus actividades y su programa político en el gobierno palestino no son para nada los de un movimiento teocrático. En la práctica se han comportado más bien como parte importante de un movimiento de liberación nacional, ocupando parte del espacio hasta hace poco ocupado por una OLP corrupta y financiada por la UE. Palestina no es Sudan ni Yemen. La mayoría de la gente que apoya a Hamás no es fundamentalista ni por asomo y conozco gente de izquierdas y cristianos en las filas de Hamás.

Sigues diciendo que la religión y la “cultura” son muy difíciles de separar en el mundo musulmán. Me tendrás que decir dónde. Porque otra de las estupideces occidentales es pensar que todas las culturas musulmanas son lo mismo. ¿Turquía es lo mismo que Arabia Saudí, o Palestina que Irán, o Marruecos que Egipto? Ni siquiera en Irán se puede hablar de ello.

¿Hablas de historia o de política? Me tendrás que citar a esos estudiosos que hablan de la identificación cultura-religión en los países musulmanes. Yo, desde luego, no he encontrado esa identificación de la que hablas o, por lo menos, con la intensidad que dices. Sigo diciendo que confundes la religión con la cultura y con la sociedad musulmana. Y también, para saber de qué estamos hablando, me tendrás que explicar sobre qué criterios se sustenta esa identificación religión-cultura.

Ya dije anteriormente que todo depende del tipo de sociedad y, por ende, del tipo de Estado.

No discuto lo que dices sobre si son tres religiones o una con ramificaciones, no lo sé, quizás tengas razón, quizás no, aunque si sabes algo, como parece, de historia de las religiones te habrás dado cuenta de la cantidad de conexiones con respecto al material conceptual, ideológico y literario que une a tantas religiones antiguas desde Egipto hasta la India, pasando claro está por las religiones de oriente medio, incluidas las abrahámicas. No entiendo eso de que la única religión es la romana, eso parece un reduccionismo legal, una fusión de las creencias religiosas con el derecho o una absurda disquisición sobre su origen terminológico.

No tengo claro si sigues afirmando la “maldad” del Islam en comparación con otras creencias religiosas. Pero si sigues hablando de historia de las religiones debes ser más conciso y más objetivo, no veo argumentos ni estableces criterios que sustenten lo que dices. No veo apenas análisis histórico, y, por supuesto, no veo nada de nada de antropología y sociología de las religiones. Me tendrás que decir que causas y qué fuentes tiene el Islam en comparación con las otras dos o en comparación con otras (como el mazdeísmo o el hinduismo, por ejemplo) para que se haya convertido en el demonio de occidente.

Lange podrá decir lo que quiera, pero ser judío tiene dos acepciones principales, profesar la religión judía y pertenecer al pueblo judío. Muchas veces se confunden los términos falazmente. Ya que el término que define al pueblo es hebreo. Lo mismo que los ciudadanos del Estado de Israel son israelitas, no judíos. Es necesario establecer estas diferencias terminológicas porque parece que no estamos hablando de lo mismo. Lo que quiero decir es que se puede ser judío y ciudadano libanés, lo mismo que ser cristiano o musulmán y ciudadano israelita.

Pero además, lo de la identidad del pueblo judío, y lo de la diáspora, muchas veces es interpretado de una forma simplista. Las migraciones hebreas existen, como en muchos otros pueblos, desde su mismo origen, y el éxodo ha ido acompañando a los pobladores del territorio de Palestina por su proximidad con los imperios de la zona (Egipto, Asiria, Babilonia, Persia). Pero la confusión entre pueblo y religión en el caso judío-hebreo es parte de su propia historia. Y ésta nos dice que existe y ha existido una clara identificación de pueblo con religión. De hecho, existieron pueblos de origen no hebreo que se convirtieron masivamente al judaísmo, como los Kázaros. Y estoy seguro que millones de hebreos dejaron de ser judíos y se integraron en muchas sociedades cristianas y musulmanas, muchas veces a la fuerza, no lo dudo. Lo digo porque a principios de nuestra era, había cerca de 6 millones de judíos en el Imperio Romano al oeste de Palestina (fuente “Atlas de la historia judía”, Martin Gilbert), sobre una población de 50 millones. A los que habría que sumar la población de Palestina y los judíos de Mesopotamia y Persia. Es decir, en aquella época la población judía del mundo conocido era muy importante, cerca del 15-20 % del Imperio Romano. Y por otro lado, supongo que los primeros evangelizadores cristianos serían hebreos y que el mensaje cristiano llegaría en primer lugar a los integrantes de la cultura de origen, evidentemente parece que estos grupos no eran parte del pueblo judío, ¿o sí? Todos estos datos me hacen pensar que los judíos y/o los hebreos fueron unas gentes que se integraron más de lo que parece. Sólo hay que echar un vistazo a los askenazis, sefardíes, mizrajim o falashas, para ver que físicamente no se diferencian lo más mínimo de sus antiguos vecinos europeos, árabes o africanos. Esto es debido, básicamente al hecho de un evidente mestizaje (también cultural). Lo cual produce que hoy en día no exista una clara identidad cultural y lingüística en el Estado de Israel. Defiendes una idea mítica del pueblo judío. No hay reflexión propia en lo que dices.

Nadie ha defendido una evolución y un progreso religioso en el Islam. Para mi todas las religiones son igual de nefastas, desde el momento que evolucionan siempre hacia el proselitismo y, por tanto, hacia la dominación.

Me gustaría que me dijeras en donde me contradigo, me tendrías que señalar las contradicciones, porque pudiera ocurrir que tu interpretación no tiene nada que ver con mis argumentos. Por otro lado, a mi personalmente no me duelen prendas en reconocer mis contradicciones, ya digo que las asumo. Aunque también muchas veces algunas contradicciones son intencionadas, precisamente por sólo serlo en apariencia.

Y si yo te contesto a tus argumentos, es en “buena lid” hacer lo propio, no es serio decir que “gran parte de lo que digo, cae por su propio peso”, sin hacerme ver dónde están mis errores. Eso también es indolencia.

Dices:
“Aseguras, o insinuas, que estoy influido por un etnocentrismo o similar deformación. Posiblemente, sería lo más natural; una vez más, pensaría lo que soy. Pero voy a contarte algo que me ha hecho modificar bastante mi anterior (y etnocentrista) rebeldía al etnocentrismo: La famosa amenaza de Ben Laden sobre Al-Andalus, nos la había lanzado ya, a mí y a otros españoles, con mucha cortesía e ilusión, como si nos fuéramos a alegrar con el re-encuentro, un taxista en Túnez en 1986. Yo creo que el que debería darse una vuelta por los paraísos islámicos eres tú.”

Joder, macho, menuda anécdota… Vaya pedrada que tienes. Yo te puedo contar unas cuántas anécdotas mucho más clarificadoras, por ejemplo, que en Marrakech y en Orán me quisieron cortar el cuello en varios garitos, pero de ahí no concluyo que el Islam nos quiera cortar la garganta a todos los “cristianos” aficionados a la grifa.

Cuando te achacaba que no parecía que conocieras estos países no hablaba del hecho en sí mismo, sino de la vinculación absoluta entre religión y cultura que defiendes. De eso hablaba, no de quién ha viajado más por esos lugares.

Dices:
“No voy a entrar en tal maniqueísmo, prefiero quedarme con quiénes son las víctimas y preguntarte, si no te parece que los judíos también lo son. Por eso, ¡obligado! a tomar partido lo hago por ellos. Y por eso quiero discutir lo de ainfo, pues observo más ecuanimidad ahí que en tu “toma de partido”. Sí, ya sé que has dicho que los judíos, israleitas y hebreos, también son víctimas, pero también has escrito lo que cito: <Yo cuando hablo de tomar partido hablaba de tomar partido por el pueblo libanés, del pueblo musulmán contra el Estado Israelita o gringo.> ¿Por qué dices “pueblo libanés”, pero “Estado Israelita”? Quiero pensar que tú también te has “obligado” a tomar partido.”

Ya he explicado que no se puede utilizar el término judío como tú lo utilizas. Que los israelíes son víctimas?, por supuesto. Pero en eso de las víctimas también hay niveles, no es lo mismo la situación de paro de la comarca de Reinosa que la situación de hambruna de la “comarca” de Tanzania (por cierto, existe un estupendo documental sobre esto que digo que dieron en TVE esta semana, titulado “La pesadilla de Darwin”). Y cuando hablo del Estado de Israel y de los EEUU sé de lo que estoy hablando. Lo vuelvo a repetir aunque estés sordo, ha sido Israel quien ha invadido y bombardeado el Líbano sin motivo moral alguno. No soy tan maniqueo como para creer que existen conflictos entre pueblos o entre culturas o entre religiones, creo que tú sí. Lo cual, aparte de inmoral es una estupidez.

Dices:
”Puede resultar jocoso que quienes podrían volar por los aires medio Oriente Medio se sientan oprimidos, pero ¿por que, si se sintieran relajados, iban a vivir en estado de guerra permanente? …

Evidente, querido Juan, porque los moros son muy malos, porque el Islam es el diablo… ¿Qué quieres que te puede decir alguien con dos dedos de frente? Estoy bastante de acuerdo con el artículo de a-infos. Pero si defiendes la política del estado israelí con esos argumentos, tendrás que hacer lo mismo de Bush junior, Ansar y su amigo tony Blair.

Dices:
”Puedo equivocarme, pero sospecho que la actitud israelí es algo así: Nos re-instalaron aquí, en nuestra tierra y aquí nos quedaremos, vivos o muertos. ¡Y te sorprende que le considere un pueblo admirable! Lo digno de reprobación no es la actitud judía, sino la que los re-instaló; mas, Ameba, re-instalados están. A ver, cómo solucionamos esto, porque este es el problema.”

Admirar a los pueblos es una simpleza, más en este caso, cuando mezclas una historia mítica con la situación actual. Tendrías que darte cuenta que los oprimidos de antaño no son los oprimidos de ahora, creo que han pasado unos 60 años ¿Que tendrá que ver la diáspora o el genocidio nazi con las fechorías del estado israelí en la actualidad?

Dices:
“¿Te has parado a pensar por qué medio —o más— Occidente, el “dueño” del portaviones, está contra ellos y a favor de los pobres y oprimidos palestinos, libaneses y otros?...

Pero, bueno, esto ya es la hostia. ¿pero tú vives en este mundo? ¿Dónde está el apoyo que dices? ¿Hay embargos, hay rupturas diplomáticas, hay un ejército que obligue al estado israelí a no seguir cometiendo fechorías? Por mucho menos los gringos y sus chupapollas europeos han invadido países sin ningún problema.

Dices:
“Me encantaría saber qué opinan los anarquistas israelíes.”

He encontrado un artículo titulado “¿Por qué está luchando Israel?”, de Tanya Reinhart, anarquista, docente de lingüística en las universidades de Tel-Aviv y de Utrecht. En http://www.hommodolars.cl/e107/content.php?article.1923
Creo que también existe un colectivo israelí que se dio a conocer cuando construyeron el muro, el grupo se denomina “Anarquistas contra el muro”, hubo varios detenidos y varios heridos por disparos de la policía israelí.


Dices:
”Que la idea del choque de civilizaciones, evidentemente, tenga bastante de estúpida o interesada (que es peor), no quiere decir que el Islam, tal y como se presenta hoy, ahora, no sea un peligro. Si las buenas intenciones, con frecuencia, acarrean disgustos, imagínate las malas; que los estúpidos e interesados EUA hayan colaborado en despertarlo no quiere decir que no fuera una majadería. Lo cierto es que estaba, lo usaron y se ha vuelto contra ellos. Es lo que tiene jugar con fuego.”

Como en las víctimas, en los peligros también hay niveles. El mayor peligro para el mundo, no sólo para el occidental, es el imperio gringo y el capitalismo. Eso es contra lo que hay que lugar y después podemos pensar en otras cosas. La distancia es tan grande que pensar en el movimiento teocrático (no el Islam ni la cultura musulmana) como un gran problema es no tener ni puta idea de cómo está el mundo hoy en día.

Los gringos y otros (francia, reino unido) no despertaron el monstruo, sino que lo crearon. Pero como digo el monstruo no es tal o, por lo menos, no es como se describe.

Creo, amigo Juan, que te pierdes en la retórica, porque no he encontrado en tu texto ningún argumento que avale lo que defiendes con tanta fe. Al fin y al cabo la teoría del choque de civilizaciones no es contradictorio con tus ideas, ya que se sustenta en las falaces identificaciones de un movimiento político teocrático con los movimientos de liberación nacional, con la religión islámica y con la cultura musulmana, al parecer, para ti son todo lo mismo.
).                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                
 

Respuestas (1)
 


Responder Volver Ayuda
 
Nombre
E-Mail
Asunto
Web
Enlace a una
imagen

Mensaje