Ameba     Fecha  19/09/2006 
Host: No mostrado/ Not shown    IP: No mostrado/ Not shown    Sistema: Windows 98


Volver al foro Responder El republicanismo y Trevijano   Admin: Borrar 	mensaje
 
Mensaje
En primer lugar, decir a Juan que cuando yo hablaba de anarco-democracia o anarco-república no estaba hablando de nada parecido a lo que representa el modelo de García-Trevijano.

Ya he comentado algo en este foro y sobre todo en el foro “anarquismo de mercado”. Cuando hablo de “anarco-democracia” o “anarco-república” estoy hablando de lo siguiente:

“La idea que subyace a todo el texto es que la democracia es quizás el concepto, más que ningún otro, que unifica e identifica a las distintas tradiciones clásicas de la izquierda, sin que por ello se nieguen las características que las diferencian con respecto al propio concepto de la democracia. De ese hermanamiento del republicanismo en sus especies clásica (democracia ateniense y republicanismo desarrollista) y contemporánea (democracia participativa decisoria) con los modelos defensores de la “democracia directa”6 (los marxismos y los anarquismos) resulta una nueva especie que los trasciende y fusiona. Esa nueva especia toma como origen y destino la democracia ateniense y un modelo anarquista no dogmático. Por este motivo la búsqueda de un modelo unificado del pensamiento libertario se convierte también en destino. La democracia clásica en cuanto al ciudadano total, superpolitizado formalmente, como parte sustancial y definitoria de la polis, evoluciona vinculada, por tanto, con el hombre libre, el ciudadano contra la polis y con la abolición del Estado. De este modo unificamos igualdad con libertad, derecho a la propiedad con abolición de determinadas formas de propiedad y, sobre todo, sociedad con Estado. Ese es también uno de los objetivo de este texto. Sin esa democracia lo que tenemos es una izquierda elitista, platónica, demasiado cerca del liberalismo contemporáneo para que sea demasiado difícil distinguir las diferencias entre izquierda y derecha, que nada tiene que ver con el mensaje emancipador, igualitario y libertario de lo que ha pretendido ser la izquierda desde su nacimiento.” (Este párrafo es parte de la introducción de un texto que estoy escribiendo sobre el tema, es un primer borrador).

He echado una ojeada por encima a la web del MCRC y me parece que es demasiado personalista. Tanta mención a Trevijano es un error, ya que puede hacer pensar en un proyecto personalista, lo cual queda corroborado por los comentarios que he leído en el debate-propuestas de la misma web. Eso de “Don Antonio” tantas veces repetido me deja alucinao.

Dice un tal Oliver en uno de los comentarios, en la sección denominada “listado de miembros y debate”: “Trevijano y yo hemos hablado en muchas ocasiones por teléfono, conversaciones que suman varias horas. El hecho, en resumen, es que me ha dejado muy claro, AL FINAL, que se trata de su teoría de la República Constitucional, de su Movimiento Ciudadano, de su estrategia “rupturista”, de su liderazgo indiscutible, y de sus tiempos para organizar y presentar en sociedad dicho movimiento. Y que el que no acepte estas condiciones no debe entrar en el MCRC o debe salir inmediatamente.”

No tengo suficientes datos para valorar al político o al “personaje”, de hecho, lo que recuerdo de Trevijano me resulta simpático (en el programa “la Clave”, seguramente). Lo único que he leído son algunos artículos que recuerdo vagamente, creo que sobre el presidencialismo y el proceso constituyente.

Los artículos de Trevijano que publica en el blog o en la web no me dicen gran cosa, son ideas que no se diferencian realmente de lo que significa la política actual, se queda en una declaración de intenciones sin mucho sustento. La importancia de un proceso constituyente me parece interesante, pero no tengo claro que ese proceso se distancie efectiva y sustancialmente de un proceso dominado por el actual sistema de partidos políticos.

Por otro lado, la base ideológica o teórica es bastante pobre y la declaración de principios es muy personalista, huele a rancio y hay conceptos que no hay por donde cogerlos, como ya habéis comentado en los mensajes anteriores. Conceptos como “igualdad de derechos y de oportunidades”, “imperativo moral”, “lealtad”, decencia-decoro de la civilización, “civilizar partidos y sindicatos”, la “unidad de la conciencia española” y el "natural patriotismo", el presidencialismo-mayoritarismo que apoya, la continua mención a la división liberal de poderes (algo insustancial e imposible desde una mínima reflexión política, no sólo desde un discurso ácrata) o su anti-nacionalismo periférico… a mi me echan pa atrás.

Puede haber cosas positivas, como el mismo hecho del nacimiento de un movimiento republicano, siempre que contribuya a sumar y no dependa de personalismos, pero más allá de eso no le veo futuro a esta movida. Existen varias plataformas con mucho más contenido y futuro (y con sus zonas oscuras, que hay que aclarar) que las expuestas en el MCRC (yo he participado puntualmente en alguna de ellas y voy a participar en un colectivo de nueva creación en poco tiempo). Y también existe un movimiento académico, cada vez con más fuerza, que puede ser parte sustancial de la base “intelectual” de un movimiento republicano que vaya más allá de un cambio de régimen.
                                                                                                                                                                                                                                                                                                                               
 

Respuestas (4)
 


Responder Volver Ayuda
 
Nombre
E-Mail
Asunto
Web
Enlace a una
imagen

Mensaje