Alberto     Fecha  23/11/2006 
Host: No mostrado/ Not shown    IP: No mostrado/ Not shown    Sistema: Windows XP


Volver al foro Responder Críticas al enfoque axiomático   Admin: Borrar 	mensaje
 
Mensaje
Encontré un texto crítico con el enfoque apriorista como el de von Mises. ¿Qué os parece el apriorismo como metodología?

[quote]Amagi:


Mientras el resto de foreros esperan que bajes a la tierra y demuestres tus teorías con datos y argumentos yo voy a hacer lo contrario y me voy a ir a tu terreno. Voy a desmontarte desde la propia teoría y desde los postulados de Von Mises la sinrazón de tus posiciones. Y para ello me situaré sobre “la acción humana”, el libro de Von Mises que me citaste y que me vale muy bien para mi propósito.

En “La Acción Humana” Von Mises desarrolla su ideas a partir de una serie de postulados matemáticos por lo que sorprende de entrada que nos digas que somos nosotros los que no nos preocupamos por la singularidad de los hechos sociales. Si a alguien se le podría calificar pertinentemente de “cientifista” (en el sentido que le has dado, de usar métodos de otras ciencias a los procesos sociales) hasta extremos casi dementes es precisamente a Von Mises.

Para Von Mises no existe necesidad lógica de recurrir a la experiencia sino que es precisamente la nula fiabilidad de los datos sensoriales la causa de los equívocos en la comprensión de la naturaleza de las cosas. Von Mises se sitúa pues en la misma posición que Platón que tenía la convicción de los matemáticos griegos de la capacidad ilimitada de la “mente humana” para conocer a priori la realidad. Por eso eres coherente con ellos al afirmar por ejemplo que el componente físico (la energía) no es un factor determinante en la economía y que por tanto gracias exclusivamente a la “inteligencia” (creatividad) y “libertad” de las personas se ordena y evoluciona un sistema social.

El problema de las posturas apriorísticas es que formulan sus teorías a partir de axiomas de los cuales derivan conclusiones. Dichas teorías son entonces jugosas tautologías donde las conclusiones ya se encuentran contenidas en los axiomas, pero como lo que se valora es la coherencia interna del modelo, las conclusiones tendrán el mismo valor de verdad que las premisas. Un ejemplo de tautología en economía es la idea de “necesidades”, que PREEXISTE independientemente de todo intercambio económico (y que por tanto se comporta como cualquier otra idea platónica), una suerte de fuerza mágica inmanente a los bienes que impulsa a las personas a hacerse con ellos. Un concepto pues que viene a expresar la relación entre personas y bienes en términos de “adecuación”, de respuesta funcional (causa-efecto) entre esos bienes y personas. Y a partir de esta idea base se derivan el resto de conceptos económicos (equilibrio, regulación, adaptación de las necesidades...). Procedimiento tautológico por tanto de definir la persona por los bienes y viceversa y cuyo concepto (mágico) de “necesidad” es la consagración.

Y es que Mises un buen día, por lo que se ve, decidió que la economía no era una ciencia experimental sino una ciencia a priori. Como afirma en “La acción Humana”:

“La praxeología no es una ciencia histórica sino teórica y sistemática. Su objeto es la acción humana como tal, con independencia de todas las circunstancias ambientales, accidentales e individuales de los actos concretos. Sus enseñanzas son de orden puramente formal y general, ajenas al contenido material y a las condiciones peculiares del caso de que se trate. Aspira a formular teorías que resultan válidas en cualquier caso en el que efectivamente concurran aquellas circunstanciass implícitas en sus supuestos y constricciones. Sus afirmaciones no derivan del conocimiento experimental. Como los de la lógica y las matemáticas, son a priori. Su veracidad o falsedad no pueden ser contrastadas mediante el recurso a acontecimientos ni experiencias. Lógica y temporalmente son anteriores a cualquier compresión de los hechos históricos (La acción humana” pag 39)”

Viva la metafísica!!!. Ante tales construcciones desde luego no caven discusiones sobre hechos prácticos, no caven siquiera argumentaciones teóricas puesto que la realidad no confirma ni desmiente nada, y sólo nos queda aceptar o rechazar sus axiomas!!!.

La propia metafísica no ha hecho jamas otra cosa y en el pensamiento occidental metafísica y ciencia económica son solidarias, mental e ideológicamente, en la manera en que establecen el sujeto y resuelven tautológicamente su relación con el mundo. Así, desde la idea de “maná”, “fuerza vital”, “instintos”, “necesidades”, “elecciones”, “preferencias”, “utilidades”, “motivaciones”.... siempre se trata de la misma cópula mágica (A=A). El error está en que se han condenado desde el comienzo a ese apriorismo, a establecer una autonomía , una separación, entre las personas y los bienes (entorno) que ellas consumen. Decir cosas como que “tal persona compra tal o cual cosa en función de su elección y preferencias” es un enunciado vacío, sin contenido ninguno. Pero es verdad, son muy prácticas en otro sentido, a la hora de reproducir determinados sistemas y procesos sociales hasta el infinito por ejemplo. Aunque en realidad la economía no necesita de definiciones cualitativas para funcionar, podría prescindir por completo de la idea de “necesidad” en sus cálculos puesto que opera a nivel de la demanda cifrada, pero sin embargo está obligada a envolver sus modelos matemáticos bajo un envoltorio de ciencia social y legitimarse así ante sus adversarios.

El que cae pues en la naturalización, en pasar lo social por acontecimientos (meta)físicos eres tú. Podrás objetar que tu racionalización no es forzada ya que el discurso de la economía (de las necesidades) es la forma “espontánea” de interpretación por las personas de su relación con los bienes y servicios y con el mundo. Pero precisamente al hacer este discurso se comete un contrasentido ingenuo: se naturaliza los procesos de intercambio y de valoración y se esfuma por tanto toda la lógica social. Pero como digo, es cierto sin embargo que el pensamiento mágico de la economía obtiene de la manipulación práctica y del desconocimiento teórico su propia eficacia. Es un pensamiento mítico que se refleja en el espejo de la “racionalidad” económica.

Si nos creyéramos los postulados de Mises cabe imaginar que podríamos conocer la economía sin salir de nuestra casa. Pero al propio Mises esta postura le parece extrema y en una de sus múltiples contradicciones dice que la economía ”no se limita a formular puros razonamientos apriorísticos desligados por completo de la realidad (....) no creo que sea posible una economía pura y exclusivamente teórica” ¿Cómo es posible que si la apriorística es una ciencia teórica y sistemática la economía, siendo una de sus ramas, no lo sea? Ni el mismo se aclara.

Reconozco que resulta difícil ponerme en la posición de Mises para entender su forma de razonar, proceder de forma deductiva a partir de verdades absolutas y reflexionar sobre sus esencias es una tarea tremenda. Pero cuando se hace el resultado es bastante decepcionante.

El apriorismo de Mises es uno de los episodios más cómicos de la metodología de las ciencias sociales y es el camino más fácil hacia el fanatismo.[/quote]

Lo escribió un tal chestertown. No puedo poner el enlace al comentario exacto, pero está en esta página:

http://www.crisisenergetica.org/forum/viewtopic.php?forum=7&showtopic=4130&onlytopic=&show=40&page=1&page=2                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                
 

Respuestas (3)
 


Responder Volver Ayuda
 
Nombre
E-Mail
Asunto
Web
Enlace a una
imagen

Mensaje