Natalia     Fecha  21/03/2004 22:06 
Sistema: Windows 98

Admin: Borrar mensaje Re: Verdad y Tiempo II
Mensaje
Lo que pasa a formar parte del pasado como un hecho irrefutable y real, como tal realidad, no siempre coincide con la verdad. Una cosa es la realidad, los hechos que acontecen en la realidad, y otra cosa muy distinta es que esos hechos se enmarquen en lo que entendemos por la verdad. Por ejemplo: las guerras son reales, pertenecen a la historia y al pasado pero no se les puede considerar verdad, armonía o virtud. Una cosa es lo que ocurre, lo que se graba, lo que permanece, y otra cosa es confundir verdad y realidad. La historia humana se puede describir de muchos modos; uno de ellos sería el intento de hacer de la realidad, el tiempo y el espacio un lugar donde la verdad resplandezca. El odio, el caos, la guerra o el terrorismo son realidades mensurables, archivables, revisitables, pero no son verdad bajo el punto de vista del orden, la armonía y la virtud.

En este sentido la verdad es la idea de belleza, justicia y virtud (o cualquier otro enunciado similar) tendente a colonizar la realidad. La fuerza de la gravedad o cualquier otro fenómeno de la naturaleza física no debe ser considerado una forma de esclavitud o un opuesto a la verdad, del mismo modo que la decoración del escenario de un teatro, la forma de las butacas, el número de espectadores o que el director de la función sea calvo o melenudo tampoco constituyen impedimentos graves para que la obra se represente.

El pasado no es un orden absoluto. Hay razones fundadas para considerar que el pasado es un desorden absoluto, o que es un medio orden absoluto. O, incluso, y yéndonos a un punto de vista más radical, podríamos impugnar el pasado como no existente desde el punto de vista de la verdad. En este caso la historia es prehistoria, el espacio caos, y el tiempo un fenómeno virtual e inconsciente, escenario de indeseables pesadillas. El pasado es una realidad absoluta por inmodificable, pero llamarlo orden me parece demasiado optimista. La realidad está ahí, es innegable, pero el presente que pronto será pasado es algo que se construye día a día. Si algún día alcanzamos un estado general de verdad y armonía tal vez arribemos a una doble conclusión: que el pasado no era más que prehistoria, caos y desorden absoluto, y que una vez instalados en el presente virtuoso no hay otra realidad que un ahora eterno donde el desorden se sublima en orden y ahí encuentra justificación.

La libertad, como bien dices, es un concepto ambiguo. La libertad parece una propuesta, un desafío, pero una propuesta que encuentra sentido en un contexto, y ese contexto deviene comunal, compartido. Difícilmente se puede ser libre como persona en una colectividad condicionada por todo tipo de contingencias. Y viceversa. La libertad también es un proyecto y se la construye día a día.

En lo que a Dios se refiere, se me ocurre que donde es difícil ser Dios es a este lado del big-bang, en el espacio-tiempo, en el reino de las dualidades, los fenómenos y los espejismos. Dios, lo que quiera que eso signifique, se enmarca también en un contexto, y ese escenario debe tender a la armonía pues de lo contrario el proyecto humanidad se va a pique. El concepto Dios no deja de ser un concepto, pero ese concepto nos remite a una serie de leyes que supongo maestras (códigos) e inviolables. Si las violamos el concepto se derrumba y, con él, la humanidad. Luego el quid de la cuestión estriba en ponernos de acuerdo para no atentar contra las leyes de la armonía y la virtud salvo que queramos autodestruirnos. A mí me da igual que Dios sea una entidad absoluta, un conjunto de entes o una democracia de almas. Lo que no me da igual es que atentemos contra la etiología y ontología de eso que hemos convenido en llamar Dios. A Dios, lo que quiera que sea, no hay que provocarlo sino explorarlo, no hay que destruirlo sino estudiarlo, y si alguna vez comprobamos que ese concepto ya no nos sirve pues estupendo. Pero me temo que nos encontramos lejos de superar tal concepto. Y a los hechos me remito.

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                               


Respuestas (1)



Volver al foro

Responder


Nombre
E-Mail
Asunto
Web
Notificar por e-mail respuestas.
Mensaje