Cenobita     Fecha  20/02/2004 13:44 
Sistema: Windows 98

Admin: Borrar mensaje Los mamíferos juegan y son conscientes del juego
Mensaje
Los humanos prodeden de otros mamíferos. La única diferencia es que el ser huimano ha desarrollado una evolución lamarckiana, en contraste con la evolución darwiniana del resto.

Esta capacidad evolutiva le viene dada por el intelecto, que a su vez proviene, según Gould, de algo tan sencillo como haber desarrollado un dedo pulgar oponible al resto. Eso le capacitó para utilizar herramientas, lo que a su vez desarrolló el cerebro, por una parte, y le capacitó para transmitir de padres a hijos, en primer lugar, y en un ámbito social avanzado, en segundo, sus conocimientos.

Pero sigue siendo un animal y mamífero, con unas estructuras pensantes más avanzadas que las del resto pero no diferentes en esencia. Los mamíferos juegan, luego piensan. Son capaces de crear juegos nuevos (si tienes perro lo sabes) e incluso de aprender los que le enseñas, con reglas incluidas, y, lo más sorprendente: son capaces de hacer trampas.

Si juegas con un perro siempre del mismo modo y un día le haces una trampa, se da cuenta y se enfada. Te será difícil hacerle la misma trampa de nuevo.

Que además los animales relacionan objetos con formas y colores es notorio. Que el pulpo busca herramientas a su alrededor puede achacarse a intuición, pero que aprenda a abrir botes de rosca y lo haga cada vez hacia un lado desde el principio denota memoria.

Los animales huyen del fuego si se han quemado alguna vez, o de un coche si han sufrido algún susto.

Los delfines y demás cetáceos se comunican en la distancia con un lenguaje modulado. Los pájaros también lo hacen, aunque su lenguaje incluye exclusivamente sonidos enfocados a actividades primarias.

Para mí, todas esas formas de actuar requieren la utilización de inteligencia, aunque no de un intelecto razonador muy avanzado.

Quizá la diferencia entre nuestros argumentos radica en qué es la inteligencia. Para mí, cualquier forma de utilizar el cerebro que no sea seguir un instinto ya es inteligencia, independientemente de si existe un lenguaje.

El primer ser humano que habló era exactamente igual de inteligente que el que le engendró, que jamás habló. Pero el que sí lo hizo dio un paso social. A partir de él no hubo desarrollo darwiniano, sino lamarckiano, de herencia de los caracteres adquiridos. Pero genéticamente, el ser humano ([i]Homo sapiens sapiens[/i]) no ha cambiado. Su evolución es social y el desarrollo de sus capacidades intelectuales también lo es.
                                                                                                                                                                                                                                                                                                                               


Respuestas (1)



Volver al foro

Responder


Nombre
E-Mail
Asunto
Web
Notificar por e-mail respuestas.
Mensaje