apostolvs     Fecha  25/12/2004 18:39 
Sistema: Windows XP

Admin: Borrar mensaje La misericordia infinita de Dios
Mensaje
Jesucristo, siendo Dios Omnipotente, bajó del Cielo, tal día como hoy, hace dos mil años, para ofrecer Su Sangre por nosotros. Poco más se puede decir sobre la Bondad y Misericordia de Dios. Feliz Navidad a todos.






JESUCRISTO HABLA A SOR JOSEFA MENÉNDEZ



Te enseñaré Mis secretos de amor, y tu serás ejemplo vivo de Mi Misericordia, porque si tengo tanto amor y predilección por ti que no eres más que miseria y nada, ¿qué no haré Yo por muchas otras almas más generosas que tú? Haré conocer que Mi obra reposa sobre la nada y la miseria, y que ese es el primer anillo de la cadena de amor que desde toda la eternidad preparo para las almas. Haré conocer hasta que punto Mi Corazón las ama y las perdona. Veo lo íntimo de las almas. ... El acto de humildad que hacen reconociendo su flaqueza. ... Poco se me da su flaqueza. ... Suplo lo que les falta. Haré conocer como es que Mi Corazón se sirve de esa flaqueza para dar vida a muchas almas que la habían perdido. Haré conocer que la medida de Mi Amor y de Mi Misericordia para con las almas caídas no tiene límites. ... Si tú eres un abismo de miseria, Yo soy un abismo de Bondad y Misericordia. Mi Corazón es tu refugio. Ven a procurar en Él todo aquello que precisas, incluso aúnque se trate de cosas que Yo te pida. No juzgues que dejaré de amarte por causa de tus miserias, no: Mi Corazón te ama y no te abandonará jamás. Bien sabes que es propiedad del fuego abrasar y destruír: así mismo es propio de Mi Corazón perdonar, purificar y amar. ¿No te dije muchas veces que Mi único deseo es que las almas Me den sus miserias? Si no osas aproximarte a Mí, me aproximaré Yo a ti. Cuantas más flaquezas encontrases en ti, tanto más Amor encontarás en Mí. Poco Me importan tus miserias, lo que Yo quiero es ser Dueño de tu miseria. Tu pequeñez da lugar a Mi grandeza. ... Tu miseria e incluso tus pecados dan lugar a Mi Misericordia. ... Tu confianza atrae Mi Amor y Mi Bondad. No os pido sino aquello que tenéis. Dadme vuestro corazón vacío y Yo lo llenaré; dádmelo desnudo de todo y Yo lo revestiré; dadme vuestras miserias y Yo las consumiré. Lo que no veis, Yo os lo mostraré. ... Por lo que no tenéis, responderé Yo. Hay muchas almas que creen en Mí, pero pocas que creen en Mi Amor; y entre las que creen en Mi Amor, son poquísimas las que cuentan con Mi Misericordia. ... Si pido amor en correspondencia a lo que me consume, no es éste el único retorno que deseo de las almas: deseo que crean en Mi Misericordia, esperen todo de Mi Bondad, y no duden nunca de Mi perdón. ¡Soy Dios, pero Dios de Amor! Soy Padre, pero Padre que ama con ternura y no con severidad. Mi Corazón es infinitamente santo, pero también es infinitamente sabio y, como conoce la miseria y la fragilidad humanas, se inclina hacia los pobres pecadores con Misericordia infinita. Amo a las almas después de que hayan cometido su primer pecado si vienen a pedirme humildemente perdón. ... ¡Las amo aún cuando lloran su segundo pecado y, si eso se repite, no digo un billón de veces, sino incluso millones de billones de veces, las amo y las perdono siempre y lavo en Mi Sangre tanto el último como el primer pecado! ¡No Me canso de las almas, y Mi corazón espera siempre que vengan a refugiarse en Él, por más miserables que sean! ¿No tiene un padre más cuidados con un hijo que está enfermo que con los que tienen buena salud? Para con ese hijo, ¿no son mayores sus delicadezas y su solicitud? Así también Mi Corazón derrama sobre los pecadores con más liberalidad que sobre los justos Su Compasión y Su Ternura. ¡Cuántas almas encontarán la vida en Mis palabras! Cuántas cobrarán ánimo al ver el fruto de sus esfuerzos: un pequeño acto de generosidad, de paciencia, de pobreza, puede llegar a ser un tesoro y ganar para Mi corazón un gran número de almas. ... Yo no atiendo a la acción: atiendo a la intención. El menor acto, hecho por amor, ¡puede adquirir tanto mérito y darme tanta consolación! Mi Corazón da valor divino a las menores acciones. Lo que quiero es amar. No busco sino amor. ... No pido sino amor. El fuego eterno del infierno será la merecida paga por el Amor de Dios despreciado, pisoteado bajo los pies.





Revelaciones extraídas del libro El Camino del Amor Divino de sor Josefa Menéndez.



pax



http://www.geocities.com/apostolvs/                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                


Respuestas (0)



Volver al foro

Responder


Nombre
E-Mail
Asunto
Web
Notificar por e-mail respuestas.
Mensaje