Müller     Fecha  8/01/2005 10:20 
Sistema: Windows XP

Admin: Borrar mensaje La alianza franco-castellana y su proyección en la guerra de los Cien Años
Mensaje
La guerra civil castellana se había saldado con el triunfo final del candidato pro-francés. Esto significaba, desde el punto de vista internacional, que mientras Inglaterra había sufrido un revés, Francia había encontrado un respiro a su agobiante situación. Por lo que se refiere a los reinos hispanos, las principales consecuencias del conflicto eran la estrecha alianza de Castilla con Francia y la basculación de Aragón hacia el campo inglés.

Enrique II había contraído importantes compromisos con la monarquía gala. De ahí que, a partir de 1369, los castellanos tuvieran que implicarse más directamente en la pugna franco-inglesa. En 1372 la marina de Castilla, unida a la francesa, obtuvo una resonante victoria sobre los ingleses en la batalla naval de La Rochela. Pero la colaboración con Francia rebasó sobradamente el ámbito militar. Al producirse en el seno de la Cristiandad occidental el Cisma, Castilla adoptó la obediencia del pontífice de Aviñón. Aunque la decisión hubiera sido sugerida por una asamblea de eclesiásticos (celebrada en Medina del Campo en 1380), todo parecía indicar que influyó mucho la alianza con Francia.

También en el campo comercial se intensificaron las relaciones entre Castilla y Francia, recibiendo importantes privilegios los mercaderes hispanos establecidos en suelo galo.

La alianza con Francia tuvo también para Castilla sus servidumbres. La más importante fue la hostilidad de Inglaterra. Cuando Juan I de Castilla intentó ocupar el trono portugués, amparándose en los derechos de su esposa Beatriz, los arqueros ingleses prestaron una valiosa ayuda al maestre de Avís. La derrota del monarca castellano en Aljubarrota (1385) supuso su renuncia definitiva a la corona lusitana, pero también significó un triunfo inglés en la Península Ibérica, cuya alianza con los portugueses contrarrestaba en cierta manera la alianza franco-castellana.

Por si fuera poco, unos meses más tarde Juan de Gante, duque de Lancaster, casado con una hija de Pedro I de Castilla, invadió Galicia, continuando su avance hacia tierras leonesas. El inglés alegaba tener derechos a la corona castellana, pues su esposa era hija de un rey que había sido destronado de manera ilegal. No obstante, el duque de Lancaster, que encontró mucha más resistencia de la que acaso esperaba, terminó por retirarse. Todos estos acontecimientos eran, de una u otra forma, manifestaciones en suelo hispano de la guerra de los Cien Años.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                


Respuestas (0)
  • » La alianza franco-castellana y su proyección en la guerra de los Cien Años « - Müller - 8/01/2005 10:20



Volver al foro

Responder


Nombre
E-Mail
Asunto
Web
Notificar por e-mail respuestas.
Mensaje