Natalia     Fecha  26/04/2004 22:35 
Sistema: Windows 98

Admin: Borrar mensaje Dios en el cuerpo
Mensaje
Creo que fue Irich quién escribió hace poco que la mente es un espejo que refleja a Dios (o algo similar). Los místicos no hacen otra cosa que reflejar la divinidad. El éxtasis místico es la acción de reflejar la divinidad. En este sentido podemos considerar a los místicos empiristas de la divinidad.

Por otro lado, no se busca lo que no se conoce ni se investiga lo que no se intuye. Descubrir es “reconocer”, recordar, regresar a la realidad. Dios también puede ser entendido como un proceso biológico, fisiológico, sensorial. La manera más próxima de sentir y percibir a Dios es con el cuerpo, y todo lo que atañe al cuerpo es biológico. Hay muchas técnicas que pueden ser de utilidad para revelar la divinidad biológica: respiración, hatha yoga, chi-kung, meditación y muchas más. Dios también está dentro, en nuestro cuerpo, del mismo modo que el universo se encuentra dentro de algo y este algo a su vez se halla dentro de otro algo.

Buscamos a Dios fuera ignorando lo de dentro. Hay toda una tradición que lleva siglos investigando lo sagrado biológico, lo sagrado fisiológico. El requisito básico parece ser cierto silencio mental, el empeño sincero por aquietar la mente para que otra realidad pueda surgir. Podemos describir a Dios a través de los libros y las discusiones, pero para sentirlo de verdad debemos escarbar algo más. La calidad de nuestro silencio es la medida de la profundidad de la búsqueda y de la cercanía del hallazgo.
                                                                                                                                                                                                                                                                                                                               


Respuestas (4)



Volver al foro

Responder


Nombre
E-Mail
Asunto
Web
Notificar por e-mail respuestas.
Mensaje