irichc     Fecha  24/07/2004 03:10 
Sistema: Windows XP

Admin: Borrar mensaje Contra Spinoza. Crítica de la axiomática arbitraria del materialismo.
Mensaje
Spinoza habla del conato como potencia de obrar, y lo atribuye a lo vivo (consciente o no), ya que lo muerto no obra. Ahora bien, si lo vivo se distingue de lo muerto por el conato, entonces hay que presuponer algo distinto a una causa eficiente material para explicar ese obrar, ese movimiento por el que Spinoza define el conato. De lo contrario, lo vivo y lo muerto no se distinguirían (dado que ambos son materiales y se mueven) e incurriríamos en el absurdo de afirmar que lo inerte obra. Ya que, o bien se intenta escapar de esta consecuencia y se mantiene que lo inerte obra y posee conato, en cuyo caso jamás deja de tenerlo, porque jamás deja de ser inerte, de lo que se seguiría que el conato es acto puro y no “potencia”; o bien se concede que no obra y no lo posee, de modo que el conato, no siendo material en su origen, distinguiría efectivamente a lo vivo de lo muerto, como se ha afirmado antes. Pero la primera alternativa de nuestro dilema, la spinozista, nos vuelve a sumir en un sinsentido: Si el devenir es acto puro y no potencia, es que todo ha devenido ya, pues devenir es cambiar de estado en el tiempo. Si todo ha devenido ya, nada actúa, sino que todo actuó; si, en fin, todo actuó y nada actúa ni puede actuar, todo –y también “el todo”- carece de conato.

A raíz de esto, uno podría preguntarse si, según Spinoza, obramos nosotros o es la substancia infinita la que obra en nosotros. Si es ésta la que obra y no nosotros, entonces también obrará cuando estemos muertos. Tal cosa rompería, de nuevo, la distinción entre lo vivo y lo inerte, que hemos convenido estar caracterizada por la presencia o la ausencia de conato. Lo cual conduce a las inconsistencias citadas en el párrafo primero.

Volviendo sobre lo mismo, queda por preguntarnos si el conato de un cuerpo emana de él, como principio de individuación, o bien lo debe al vínculo causal con otros cuerpos externos, a saber, en una sucesión sin límite. Lo que equivale a decir: Si el ente dotado de conato gravitara en el vacío, ¿conservaría su conato? Pues bien, deducimos, al menos, que ello no es imposible, si se pretende que la substancia infinita spinoziana es puro conato. Se trata, además, de un ente solitario, al no tolerar nada fuera de ella (ya que es plena) ni nada en su interior que no sea ella. Nada, por tanto, que actuara "como un reino dentro de otro reino". Luego, si es posible que un solo ente, verbigracia, la substancia infinita, tenga conato propio, ¿por qué se excluye en el sistema de Spinoza que algo así sea cierto en nuestro mundo, esto es, que los entes individuales distintos al Dios-Naturaleza sean substancias dotadas de un conato física y metafísicamente autónomo? Porque -se agumenta- algo así atentaría contra el conato de la substancia infinita, que no admite “sub-conatos” ni, por consiguiente, “sub-substancias”.

¿Dónde está el vicio en este modo de defenderse? En la circularidad: Se postula como axioma que existe una substancia material infinita, la única dotada de conato, a fin de eliminar posibilidades reales del campo lógico del ser. Todo lo que contradiga a este axioma es falso, en tanto que lo contradice, y dicho axioma es verdadero, ya que se opone a dichas consecuencias falsas. Sin embargo, un axioma es aquella proposición de cuya no asunción se sigue un absurdo o una falsedad. Pero aquí, más bien, se siguen absurdos de su asunción (por lo enumerado en los dos primeros párrafos), mientras que de su no asunción no se desprenden fenómenos autocontradictorios ni chocantes con lo observable en la naturaleza.

Saludos.

Daniel.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                


Respuestas (2)



Volver al foro

Responder


Nombre
E-Mail
Asunto
Web
Notificar por e-mail respuestas.
Mensaje