Gmbeto     Fecha  31/03/2004 16:10 
Sistema: Windows XP

Admin: Borrar mensaje Ahora a ver a quién se le ocurre escribir más palabrería filosófica; amén, hermano Baalhug, amén. (n/m)
Mensaje
> Estamos viviendo una vida irreal. Estamos en un matrix generado por nosotros mismos. No estamos realmente vivos, y lo poco que conocemos de lo que nos rodea, hace mucho que ha dejado de tener importancia.
> El abismo que nos separa de los animales no es tal. Somos animales. Somos irracionales, y del mismo modo que del desorden del universo ateo puede surgir cierto orden de los que aseguran que todo tiene una medida, así también nuestro "irraciocinio" ha generado la ilusión de la lógica. Puedes esparcir un millón de canicas de cristal por la ladera de una montaña abrupta, pero cada una de ella formará una línea recta con cada una de las demás, del mismo modo que todos los grupos de tres canicas imaginables, formarán sus correspondientes triángulos. Del desorden pues, "inventamos" un orden, pues la línea no pertenece al universo ni tampoco el triángulo. Ni siquiera las canicas existen, sino que son conjuntos de átomos con unas características macroscópicas similares... Tampoco el lenguaje es real, ni YO, ni TÚ... Nada de lo que hay en nuestra mente existe, sino que del desorden de nuestros billones de impulsos nerviosos crea "ilusiones de orden" a las que nos agarramos con fuerza. De este modo podemos alimentarnos, refugiarnos y producir progenie.
>
> Sin embargo todos esos conceptos irreales, pero útiles, han ido evolucionando con la especie y ahora forman un conjunto de macro-conceptos que empiezan a dejar de tener todo sentido natural. La desnaturalización de que hablo puede resumirse como una degeneración de ideas, ellas mismas con una evolución propia, tan irreal como todo lo demás. Cuando pensamos en el concepto "coche", pensamos en un conjunto de miles de ideas más pequeñas, cada una de ellas relacionada con otras tantas. El coche en sí mismo es un objeto muy complejo, formado de miles de objetos complejos a los que se asocian conceptos irreales e inútiles como ABS, airbag, autorradio, cenicero, bujía o elevalunas. Pero el macro-concepto relacionado con el objeto tiene relación con la supuesta utilidad del coche: desplazarte al trabajo, pasear a tu novia, ir a la compra, hacer carreras... Se relaciona con macro-conceptos inútiles e irreales que acaban por definir nuestra vida, y todos los detalles de la misma, que ya no vemos por estar sumidos en ese nivel de macro-conceptos: vivienda, trabajo, ligar, droga, jefe, sexo, ocio, dinero, coche... Todo lo demás se hace de forma maquiavélica, para conseguir estos fines. No distinguimos raza, sexo ni religión. La vida es irreal. Además, tanto más grandes sean los macro-conceptos que rigen nuestra vida, mayor será la velocidad a la que pasa el tiempo. Tenemos objetivos a largo plazo y durante el camino somos incapaces de ver nada más.
>
> Es una puta pena, amigos, ya que sólo necesitamos comer, respirar y que las fieras y las inclemencias climáticas no nos maten. Un día de sol sin nada que hacer, y entonces nuestra vida sí se hace larga.
>
> Y para terminar, citaré una estrofa del difunto John Lennon en una canción dedicada a su hijo:
> "La vida es aquello que pasa mientras estás ocupado haciendo otros planes"
>
>
> --Baalhug.--                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                


Respuestas (0)



Volver al foro

Responder


Nombre
E-Mail
Asunto
Web
Notificar por e-mail respuestas.
Mensaje