Sara Dengel    saradengel@hotmail.com Fecha  29/09/2008 22:27 
Host: No mostrado/ Not shown    IP: No mostrado/ Not shown    Sistema: Windows NT


todo sobre el porfiriato en sonora :D   Admin: Borrar mensaje Responder Volver al foro
 
Cuando empezó en la historia de México la etapa conocida como el Porfiriato, Sonora estaba envuelta en una de sus últimas luchas internas (1821).
La vida para los sonorenses había sido difícil, en una tierra inhóspita y alejada del centro del país, continuamente atacada por tribus de Apaches y Seris, o sufriendo las consecuencias de las rebeliones de los Yaquis y Mayos, las cuales duraron, con pequeñas treguas, más de 100 años.
Precisamente, cuando el Gral. Porfirio Díaz subió por primera vez a la presidencia de la República, estaba en su apogeo la lucha que sostenía el Gral. Ignacio Pesqueira contra el grupo político que se oponía a su mandato. Pesqueira se negaba a perder su hegemonía, pues había detentado el poder máximo en el Estado por más de 20 años. La violencia creció tanto, que fue necesaria la intervención del gobierno de la República, y declarar a Sonora en estado de sitio. Posteriormente, con la participación atinada y pacifista del Gral. Vicente Mariscal, enviado por parte del gobierno central para mediar en el conflicto, todo se arregló. El Gral. Ignacio Pesqueira, finalmente se retiró de la vida pública después de una trayectoria de más de 30 años.
En los más de 50 años que van de 1821 al inicio del Porfirismo, el aumento de la población y la colonización habían quedado frustrados. En 1877 la población del Estado apenas llegaba a los 139 mil 140 habitantes. La población había decrecido, si tomamos en cuenta que a finales de la época colonial y principios de la independencia vivían en Sonora 200 mil personas. Los habitantes de estas tierras a duras penas habían sobrevivido. A decir de Ignacio Almada en su Breve Historia de Sonora: "tanto los pueblos pequeños como los núcleos urbanos se identificaron por un puño de apellidos que se repetían hasta el escándalo por los matrimonios entre primos y primas, apellidos que resultaron emblemáticos de cada terruño que sobrevivió. Además, en este periodo fue constante una emigración "hormiga" al estado de Arizona".
La tarea central del gobierno de Díaz fue lograr el desarrollo del país dentro de un ambiente de orden y progreso. Al triunfo de la rebelión de Tuxtepec, el Gral. Díaz y su grupo proponían que, "había que enganchar a México a la locomotora del progreso" antes que ésta nos arrollara. Para lograr el objetivo, durante el tiempo que duró su dictadura impulsó el desarrollo de las condiciones políticas, jurídicas y materiales que permitieran el crecimiento de la economía. Con su esquema de gobierno de "poca política y mucha administración", se propuso la realización de su proyecto modernizante, levantando la bandera de la civilización y del progreso contra la barbarie y el atraso.

El gobierno de Porfirio Díaz abrió las puertas a los capitales del mundo. México no tenía los recursos para desarrollar su economía; de ahí que, su papel principal era el de proporcionar las obras de infraestructura en comunicaciones y transportes para agilizar la ruta hacia el progreso. En 1898, México ya estaba ligado con el mundo exterior a través de su ferrocarril. Tenía nuevas rutas postales, teléfono, cable marítimo internacional y telégrafo. No obstante el progreso material que se logró en el país, la ciudadanía en general resintió la política de garrote e intolerancia de la dictadura, experimentando el dominio y control total que se ejercía desde la Ciudad de México hasta el más alejado de los municipios. Además, vio como se liquidaba el proyecto social, al suprimir la democracia como forma de gobierno. La apertura porfiriana al capital mundial, dio como resultado el nacimiento de un sector social extranjero que junto con la oligarquía nacional prácticamente eran los dueños del país. En la agricultura, un ejemplo de ello lo constituye la famosa "Ley de Deslinde y Colonización de Terrenos Baldíos", que trajo como consecuencia la formación de grandes latifundios y el despojo de tierras a las comunidades indígenas y a los campesinos del país.

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                               
 


Respuestas (148)
 



Volver Responder
 
Nombre:
E-Mail:
Asunto:
Web:
Enlace a una
imagen:
 





Mensaje