Principal | Biografía | Discos | Letras |Fotos |Enlaces | Reportajes |

Artículos on-line | Descargables | Lista de amigos peralistas | Foro | Libro de visitas | Tienda | Curiosidades | Conciertos | Juegos | Encuestas  | Créditos | FAQs | Notas legales | Normas de uso |

 


 Encarni  

 evrtani@hotmail.com

  10/06/2016 00:58 
Host: 88.26.193.111    IP: 88.26.193.111    Sistema: MacOS


Volver al foro Responder Concierto Palau de la Música. La emoción se repite   Admin: Borrar 	mensaje

Mensaje
La emoción se repite .

Dia 8 de junio: Despues de tres meses con las entradas, esperando para disfrutar nuevamente de nuestro admirado Jose Luis Perales… por fin llegó el gran dia.

Palau de la Musica. Barcelona, con un aforo de unas dos mil personas…

Resulta maravilloso ver como las personas se agrupan en la cola de entrada, una gran emoción hace nota de presencia entre las paredes, escaleras y entrada al teatro.

Una vez todo el publico colocado en sus respectivos asientos, y con un cuarto de hora tarde, de la hora prevista aparece él, entre humo, focos de colores y música, y todo vuelve a empezar.

Es curioso, que después de tantos años, aun sienta escalofríos solo con saber que durante dos horas de concierto puedo sentir mil y una emociones, calor, frio, escalofrio, ganas de llorar, y sobre todo una gran felicidad por estar en ese lugar disfrutando de la música de nuestro ídolo.

El público del “Palau” comienza a aplaudir y en cuanto empieza a cantar, todos callan. En silencio se adueña de la sala, solo Perales, y al momento comienza la lluvia de aplausos .

En la primera canción ya se ha hecho con el publico.
Aunque se le nota preocupado, algo no le funciona bien, creemos que es el “pinganillo” que lleva en el oído, pero sigue cantando aguantando el tipo.

El técnico de sonido aparece para arreglarle el problemilla, pero Perales parece que aun no está del todo satisfecho, continua cantando y a la vez solicitando la ayuda del técnico, el cual vuelve a aparecer y esta vez consigue arreglar el sonido. Perales le da unos golpecitos en la espalda, y de nuevo la sala se vuelve a inundar con los aplausos agradecidos de todo el público. Una profesionalidad perfecta, la canción no se alteró, la voz no se alteró, la música volvió a triunfar.

Poco a poco va consiguiendo florecer nuestras emociones, con esas canciones del nuevo álbum, y con temas sorpresa que nos había preparado a los fieles de toda la vida.
A mas de mil quilómetros de ti, Melodía Perdida…, viejas canciones que no había escuchado en ningún concierto y que volviéndolas a interpretar les daba ese toque que solo él puede darle y que las hace tan tiernas.

Las luces enfocan a la guitarra que comienza con su canto, una triste melodía sale de ella y en ese momento nuestro Perales nos interpreta El Reencuentro. Se hace el silencio en el público, un rotundo silencio, solo nuestro ídolo y su canción, la luz vuelve a desaparecer y enfoca la flauta travesera que con su llanto interpreta esa parte musical que hay después del estribillo, tras la flauta el saxo, y por último el piano. Nuestro ídolo, vuelve a ser enfocado por las luces, un tremendo escalofrío nos recorre a todos por el cuerpo, y Perales vuelve con la segunda parte de ese tema, una interpretación de lujo. El silencio se rompe en acabar la última nota para dejar paso a los aplausos del público, un publico satisfecho .

Continúa con algunas más de las canciones, que ya se han hecho impresdindibles en el repertorio Perales. “Y tu te vas”

Que lujazo escuchar el publico a coro cantando con él, y que maravilla ver como por un momento se desprende del micro y lo enfoca para el público.

Estamos en el momento cumbre de la noche, vuelve a sorprendernos con la canción “Le llamaban loca”. El publico grita, canta cada vez más fuerte, aplaude, se emociona. “Viva Cuenca y Castejon” le dicen desde atrás, y el responde. “Si, viva Cuenca y Castejon”, pero vivan también Barcelona y todos esos muchos lugares de los que habéis venido cada uno de vosotros, que sé que muchos, venis desde muy lejos.

Yo miro a mi alrededor, miro hacia atrás, hacia delante, hacia arriba, todo aplausos, caras de satisfacción, caras de cariño, y alguna lagrima.

Cuando acaba el concierto, nuestro ídolo se marcha, el público se levanta y una tormenta de aplausos y de gritos Otra, otra, otra, inunda todo el teatro. Perales responde y nos regala dos canciones más .

Al finalizar, solo unos pocos, tuvimos la gran suerte de poder entrar a felicitarle al camerino.

Se le veía satisfecho, nos preguntó que nos había parecido el concierto, le dijimos que espectacular y que se nos había hecho muy corto.
Yo le dije: En nombre mío y en nombre de muchos fans, que como yo te hemos seguido durante toda nuestra vida, te pido que no nos tengas esperando tanto tiempo para volver, y que no dejes de cantar , el me miró, sonrió, y poniéndose la mano en el corazón, dijo: “Mientras este corazón siga latiendo”; luego puso sus dedos en la cabeza y continuó: “Mientras esta cabeza siga pensando”, y mirando sus manos siguió hablando: “Y mientras estas manos sigan escribiendo… yo seguiré cantando”.

Me sonó a poesía y a música celestial.

Le dije que eramos de la peña de su “Ultimo espectador” y que le queríamos.

Nos despedimos, y cuando nos marchábamos, me gritó: “Nos vemos en Terrassa”, yo le contesté: “Si si si, en Terrassa. Hasta pronto”.
Los músicos se encontraban allí mismo y les dije: “A vosotros también!!!”
Y Perales bromeando: “Si, pero si no vienes a verme a mí, no los veras a ellos”.

Una noche perfecta.


Encarni                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                
 

Respuestas (7)


 

© 2007 Megustaperales.com

 

Actualizada a


  ...