Mensaje enviado por:


Borrar Mensaje pantano   

email 
www 

Fecha  19/04/2008 08:27
  • Host: No mostrado/ Not shown
  • IP: No mostrado/ Not shown
  • Navegador: Internet Explorer 6.x
  • S.O.: Windows XP


El proyecto impulsado durante la dictadura para erigir un pantano en Os Ancares

Mensaje


Una empresa proyecta un pantano en Ancares con una concesión franquista
La presa, ubicada en Navia, sería la séptima más grande de las 41 de Galicia
SONIA VIZOSO - Santiago -
El proyecto impulsado durante la dictadura para erigir un pantano en Os Ancares vuelve cuarenta años después. Saltos del Navia, una empresa asturiana propiedad de Endesa e Hidroeléctrica del Cantábrico, ha empezado a tramitar los permisos para construir un embalse y una central hidráulica entre los meandros del río Navia, basándose en una concesión que le fue otorgada por el régimen de Franco en los años 60 y que aún sigue en vigor. La gran presa, que con sus 123 hectómetros de capacidad sería la séptima más grande de las 41 existentes en Galicia, se levantaría en la frontera con Asturias, en un paraje que la Xunta pretende convertir en parque natural.

La filial de Endesa es consciente de que la protección ambiental de Os Ancares hace "difícil" que su plan salga adelante, una consideración con la que coinciden fuentes cercanas a la tramitación. Pero la empresa aspira a que la Administración les "compense". "Si quieren crear un parque natural en Os Ancares tendrán que tener en cuenta los derechos de las entidades que estamos ahí", señala Alberto Rúa-Figueroa, director de Saltos del Navia, aludiendo a la concesión que se les otorgó durante la dictadura. "Si nos dicen que no puede ser, estudiaremos las posibilidades de resarcimiento".

Saltos del Navia esgrime que sus "derechos" en la zona no han cristalizado en un negocio por culpa de los errores cometidos por la Administración. Los ecologistas exigen al Ministerio de Medio Ambiente que anule la concesión franquista, pero fuentes de este departamento alegan que los daños y perjuicios que la compañía podría reclamar serían "inasumibles".

La tramitación del proyecto ante el ministerio ha revivido en la montaña de Lugo una amenaza que se remonta a la dictadura. En 1963 la empresa obtuvo una concesión administrativa para construir un pantano en un área comprendida entre los ayuntamientos gallegos de A Fonsagrada y Navia de Suarna y el asturiano de Ibias. La ejecución de la presa, bautizada como el Gran Suarna, suponía anegar el pueblo de Navia y trasladar forzosamente a todos sus habitantes. La movilización vecinal que encabezó a finales de los 70 el entonces líder del Partido Comunista Galego Xesús Alonso Montero logró, sin embargo, frustrar la entrada de las máquinas y la democracia llegó a Os Ancares con aquel proyecto guardado en un cajón.

Los propietarios de la concesión no cejaron en su empeño. Durante el gobierno de Felipe González la empresa intentó sacar el embalse adelante con un proyecto más pequeño que no sepultaba casas. Los promotores compraron todos los terrenos afectados, pero un error de forma de la Administración volvió a dar al traste con el pantano. Una sentencia del Tribunal Supremo anuló la tramitación del proyecto porque el Gobierno socialista no exigió el preceptivo estudio de impacto ambiental que la empresa sí había elaborado. Aquel fallo confirmó además la validez de la concesión franquista. "El Supremo no nos condenó a nosotros, sino a la Administración. Como administrados hicimos todo lo que debimos y más", defiende Saltos del Navia.

La compañía, que prevé una inversión de 130 millones, ha presentado en la Confederación Hidrográfica del Norte una memoria-resumen del proyecto. El organismo del Ministerio de Medio Ambiente ha iniciado las consultas ambientales con administraciones y colectivos sociales. Estas alegaciones serán remitidas a Saltos del Navia para que redacte un estudio de impacto ambiental. Será un proceso de varios meses y sólo entonces el ministerio decidirá. "No es demasiado agresivo con bienes personales; afecta a una zona de río muy bonita, pero no a casas", subraya la firma.

Adega advierte de que la presa afecta a especies amenazadas e invade Red Natura y un área declarada Reserva de la Biosfera. "Es una obra delirante", añaden los ecologistas.

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                               







Volver al foro

Responder



Nombre / Nick
EMail
Subject / Titulo
Link a tu Web
Recibir un email
     cuando mi mensaje sea contestado

Mensaje