Logotipo de Villadealtura.com (Volver a la web de Villadealtura.com)
Poner como página de inicio

Ud. Conecta desde la I.P.:
54.166.199.178 ( 54.166.199.178 )
Usuarios conectados
- 2 -

Esto es un banner de publicidad

  Texto del mensaje completo

Borrar Mensaje
Levante

  26/12/2003 13:40
 
Procedente de: 192.168.1.1
Navegador:
Internet Explorer 6.x
Sistema Operativo:
Windows XP


Volver al foro

 El Consell renegocia en cinco meses 3.428 millones de deuda para aplazar el pago hasta treinta años




Superó 186 millones el límite de refinanciación autorizado por el Gobierno recién llegado Zaplana

F. Arabí, Valencia

El Consejo de Ministros autorizó el 2 de agosto de 2002 a la Generalitat a realizar emisiones de deuda pública en euros y en divisas a un plazo tope de 30 años y por un importe máximo de 3.2421 millones de euros -unos 539.500 millones de pesetas-, lo que equivale a aproximadamente la mitad de la deuda pública de la Generalitat. El Consell había solicitado previamente la autorización al Gobierno para llevar a cabo operaciones de refinanciación con el objetivo de reducir la carga financiera -la factura anual de los intereses y el capital- y optimizar los recursos.

Aquel permiso concedido por un Gobierno que tenía ya al ex presidente Eduardo Zaplana entre sus miembros no fue desaprovechado por el Ejecutivo autonómico valenciano. En apenas cinco meses, los que discurrieron entre agosto y diciembre de 2002, el Consell renegoció 3.428 millones de euros de deuda para demorar su pago hasta el máximo permitido, según consta en el informe de la Sindicatura de Comptes. Con esa conversión de la deuda, el Gobierno entonces presidido por José Luis Olivas sobrepasó en 186 millones el límite autorizado por Madrid. De esta forma, las arcas de la Generalitat lograron un respiro económico nada desdeñable.

En el informe de fiscalización de la cuenta general de la Administración autonómica, se detalla que de los 3.242 millones autorizados, 988,26 se destinaban a refinanciar operaciones de programas financieros de ejercicios anteriores a 1999; 522 iban a la conversión de préstamos o pólizas a corto plazo y 1.732 millones estaban previstos para cubrir amortizaciones de prestamos a largo plazo.

A cambio del permiso del Gobierno central, la Generalitat asumió el compromiso de haber reducido, al término de esos 30 años, la deuda por cuartas partes en los ejercicios de 2029, 2030, 2031 y 2032. En el peor de los casos, se deberían abonar 800 millones en cada una de esas anualidades para saldar definitivamente la deuda.

En su momento, el Consell insistió en que gracias a esa operación «la Generalitat optimizaba sus recursos financieros derivados de la deuda con conversiones a medio y largo plazo». Con esa renegociación el Gobierno autonómico ha trasladado el endeudamiento a generaciones y gobiernos futuros. La medida aprobada por Madrid y ejecutada al alza por el Consell supone la conversión de los préstamos que se habían pedido en los últimos años en títulos de la hacienda autonómica.
                                                                                                                                                                                                                                                                                                                               

   Respuestas al mensaje ( 0 )

  

 


Volver Responder al mensaje

Nombre
E-Mail
Asunto
Web
Enlace a una
imagen
Notificar por e-mail respuestas.


Mensaje



    

Ver mi mensaje despues de insertarlo.


Volver al foro